¿Como nace uno de nuestros vestidos vaqueros?

La filosofía de      es crear piezas únicas y exclusivas para todo tipo de mujer, pensando en que te acompañen mucho tiempo y  con un diseño que no pase de moda. Prendas de calidad, atemporales y duraderas, por ello elegimos el denim como tejido de nuestra colección. Son piezas que puedes combinar en la estación que quieras, desde verano con una buena sandalia o cuña hasta en invierno con unas medias y botas. ¿Pero cómo hemos llegado hasta tu armario?  Nosotros te contamos el proceso de confección de un vestido vaquero porque creemos que es importante conocer el trabajo que hay detrás del producto que has seleccionado. ¡Allá vamos!

Comienza pensando la forma o diseño que queremos para nuestro vestido, nos fijamos en las tendencias, pero sin caer en exceso en ellas. Nuestra filosofía de durabilidad nos hace buscar diseños menos marcados para que tu compra sea una inversión. Después buscamos un denim (tejido) con un peso adecuado y debemos tener en consideración también qué tipo de lavado queremos aplicar. Por supuesto hay que pensar en todos y cada uno de los detalles que forman parte del diseño, como botones, cremalleras, tipo de hilo y color para el pespunte, pasamanerías y demás.

La siguiente fase del proceso – para nosotros la más importante – es hacer un buen patrón que siente bien a la mayoría, hemos observado que el patrón es el gran olvidado, en    es parte del valor añadido. Confeccionamos una muestra y las que sean necesarias hasta que el vestido queda perfecto.  Una vez el molde o patrón es bueno se manda cortar y coser. Hacemos una edición limitada dándole otro valor añadido a la prenda, exclusividad.

La peculiaridad del vestido hecho en denim es que aquí no termina el proceso, aún queda el lavado profesional. Hay detalles como, botones, bordados, pasamanerías y otras cosas que no lo aguantan, porque se estropearían, es la razón de que se manden a la lavandería sin acabar. Una vez se termina la fase de lavado el vestido vuelve al taller para terminar de ser cosido con mucho mimo y cariño. Esta fase es también importante para nosotros porque entendemos que marca otra de las grandes diferencias, buscamos talleres en España que cosan producciones pequeñas y casi de manera artesanal, prestando atención a los detalles, pensando en esa persona que lo va a comprar y se merece lo mejor. Para finalizar se plancha y etiqueta.

Y ahora vamos a lo interesante, elegir el TIPO DE LAVADO. El lavado es parte sin duda del diseño, y vamos a conocer algunos tipos de lavado: 

Stone wash: lavado a la piedra Uno de los looks preferidos por los jovenes. Consiste en dar una apariencia desgastada a tejidos nuevos, además del aspecto también afecta al tacto dejándolo más suave y flexible. Se trata de añadir piedras de pumicita (piedra pómez) al tejido mojado y meterlo en una lavadora industrial y lavarlo varias veces. Este proceso permite que las piedras froten y golpeen el material para obtener el aspecto gastado. Este proceso desgasta la tela por abrasión, dejando manchas blancas y áreas gastadas en el vaquero.  Es muy interesante desgastar mas las costuras, o los bolsillos sugiriendo mucho uso, en fin se pueden hacer cosas muy divertidas.​  

 

 

 

 

 

 

 

 

Desteñido: Para producir un efecto de desteñido en tejidos o prendas, se plantea el uso de gránulos de piedra pómez impregnados con agentes blanqueadores químicos como el hipoclorito de sodio, y permite obtener en el tejido la apariencia deseada en un tiempo menor en comparación al tiempo utilizado en el proceso convencional, para finalmente complémenta con el efecto desteñido que produce el hipoclorito como blanqueador. Lo bonito es que puedes desteñir con un concepto xcasi de estampado, jugando con formas, áreas, simulando arrugas.

 

 

 

Enzimático: Mediante este proceso se agitan mecánicamente el tejido celulósico sin coser o las prendas de vestir con una composición acuosa que contiene cantidades de una enzima de celulosa capaz de degradar el tejido de celulosa y de extraer el o los tintes del tejido. Así se consigue, el aspecto del “lavado a la piedra” que toma la forma de variaciones de densidad local del color en las arrugas y en las costuras de las prendas fabricadas con tejidos de celulosa y, en concreto, con tejido de algodón en color índigo. ¿Interesante verdad?

Este es el que hemos utilizado en toda nuestra colección, le da al tejido un aspecto sedoso con un poco de brillo y un color especial, que nos encanta.

 

Cuando diseñamos un vestido lo hacemos con la ilusión de que alguien lo elija y lo utilice haciéndolo formar parte de una vida, de una historia, una personalidad que hará diferente a cada uno de ellos. Ya conocéis todo lo que hay detrás de un vestido .  Nos encantaría conocer esa historia. Si te apetece mandárnosla a info@sisvestidos.com y la publicaremos, seria genial si la acompañas de una foto.

¡Gracias y hasta la próxima!

2 comentarios en “¿Como nace uno de nuestros vestidos vaqueros?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.